Columna de opinión: Cambiar la historia
José A. Hernández de Toro, Director de la Organización de Estados Iberoamericanos en el Perú
Miercoles 06 DE Julio, 2016

Las campañas electorales suelen ser propicias para los anuncios efectistas, las pullas y las descalificaciones de los adversarios. La que acaba de finalizar en el Perú ha dejado muy poco espacio para la exposición y el debate informado sobre los temas que pueden cambiar la vida y las oportunidades de las personas. Así la educación, apenas ha sido objeto de atención por los candidatos y los medios durante la campaña.

 

La buena noticia es que la educación sí ha sido en los últimos años objeto de una atención muy especial en el debate público, que refleja la importancia que la inmensa mayoría de las familias peruanas le dan como vía para progresar. Este debate ha generado consensos sobre la meritocracia en la carrera docente, sobre la necesidad de cerrar la terrible brecha de infraestructuras, sobre cómo mejorar la gestión de los colegios o de qué manera conseguir que niñas, niños y jóvenes mejoren sus aprendizajes.

 

Estos consensos fueron puestos de manifiesto en el debate sobre políticas educativas que organizamos la OEI, la PUCP y “Vota por la Educación” en plena campaña electoral con los responsables de los planes de gobierno de PPK y Fuerza Popular, que estuvo lleno de análisis y propuestas, muchas de ellas convergentes.

 

Más que los matices en los planes, quiero destacar la coincidencia en tres aspectos para lograr la educación que necesita el Perú. Primero que la educación solo será de calidad si es equitativa. Segundo que necesita un fuerte impulso presupuestal para, al menos, igualar lo que se gastan por estudiante los países de nuestro entorno. Y tercero, políticas de Estado que no hagan borrón y cuenta nueva de todo lo avanzado en cada cambio de Gobierno.

Para ello no sólo se deben mantener y mejorar las políticas que han dado buenos resultados. Se debe generar un amplio consenso que incorpore las mejores propuestas y talentos del equipo dirigido por el ministro Saavedra, del partido de PPK y de otras fuerzas políticas, para avanzar en la reforma de la educación superior, mejorar la formación y remuneraciones de los docentes, ampliar los programas de becas, innovar en sistemas de gestión educativa, universalizar la educación infantil o mejorar los procesos de aprendizaje de los estudiantes, al margen de los ingresos de sus padres, su idioma o la región que habiten.

 

El Presidente electo debe ser, desde su toma de posesión, el primer y principal garante de que la Educación en el Perú sea primero. La experiencia de Moquegua, que lideró su primer vicepresidente, demuestra hasta qué punto las políticas ambiciosas pueden generar cambios importantes en plazos breves.

 

Tenemos una oportunidad única de reescribir la historia. De cambiar la pregunta que Zavalita se hace al inicio de “Conversación en la Catedral”, para que dentro de unos años podamos preguntarnos “¿En qué momento se había arreglado el Perú?” y la respuesta sea que sucedió cuando todo un país apostó por una educación de calidad para todos y todas.

 

Fuente: Diario La República

 

También puedes leer: "Competencias blandas, núcleo duro"

                                    "Educación técnica y desarollo"

OEI Perú
Av. Arenales 1555, Lince.
Lima 14, Perú
Tel: 5187200 - 5187201
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN
¡contáctanos!
¿Tienes alguna duda o pregunta? Déjanos aquí tu comentario y pronto te responderemos.